domingo, 19 de diciembre de 2010

El Equilibrio

Hay momentos en la vida, que las personas estamos mejor o peor.
La ausencia de felicidad o el exceso de felicidad, traen sus consecuencias.
En el caso del exceso es que luego cuando acaba esos instantes queda un gran vacío,
que se transforma en tristeza; ambas están muy relacionadas ya que no existiría la una sin la otra,
(la tristeza y la felicidad) los polos opuestos realmente son idénticos, ya que es como la luz y la sombra.

Por eso hay que encontrar el equilibrio que nos haga estar bien, que no sentamos en exceso ambas reacciones, eso no quiere decir que no las tengamos, solo que seamos conscientes a la hora que una de ellas se manifiesta. Eso si, con la felicidad hay que degustarla como una buena cerveza, poco a poco saboreando cada segundo pero sin embriagarse demasiado de ella, ya que el exceso de la felicidad, nos puede crear un vacío posterior, (siempre hay excepciones claro, como en toda regla).
En cuanto con la tristeza, hay que hacer exactamente lo mismo, analizar minuciosamente porque uno está así,
cual es el motivo de tal sensación, y que opciones hay para solucionarlo. No hay que buscar la solución que uno querría, porque mallormente no suele haber la solución que uno desea, sino que se ha de buscar la solución más viable a la cuestión, la que no perjudique a tu estado físico y metal ni el de los demás.

Esa es la clave para estar en equilibrio, afrontar los problemas con la máxima cordura posible y vivir los momentos felices siendo consciente de ello pero sin excederse.

También hay que decir que esto se consigue con la experiencia y con ganas de tirar hacia delante. La vida a veces nos depara situaciones muy duras en las cuales es inevitable sufrir, y sufrir no es del todo malo ya que te da experiencia, lo malo es quedarse estancado en el dolor, en la tristeza; hay que ser objetivo. Cuando uno cae ha de hacer el máximo esfuerzo para levantarse y si tiene la suerte de estar rodeado de buenos amigos más le facilitarán estos en que vuelva a emprender su camino. Si no tienes buenos amigos o están lejos para ayudarte, no te quedes estancado, sal de esa situación lucha y no pierdas las ganas, las ilusiones y tus metas propuestas.

Aplica esto en tú vida y se consciente que cosas se pueden lograr y cuales no, asimilarlo y busca alternativas.
Busca tu equilibrio, y cuidalo, mantenlo en ti porque realmente es el mejor camino para mantenerse lo más feliz posible pero sin vivir en la nube de ilusión, sino la felicidad real que disfruta de lo que realmente es palpable y factible para uno mismo.

Postdata: Escribo esto ya que a mi me ha sucedido que he vivido la felicidad y la tristeza en exceso, y cuando me ponía triste por factores que me han sucedido en la vida, por mala elección o mala suerte simplemente. Buscaba soluciones imposibles y eso me hacia estar peor aún ya que no quería ser realista y quería por cabezoneria esa solución concreta. Hoy en día tengo claro que las cosas no son en múltiples ocasiones como uno desearía, pero he aprendido a buscar otros senderos que me llenen y asimilar mejor los problemas. Con esto no quiero decir que ahora sea perfecto emocionalmente, sino que es inevitable tener sentimientos, estar triste o estar feliz. Lo único que cambia es saber asimilar lo bueno y disfrutarlo más sanamente y conscientemente; y lo malo masticarlo bien, buscar la causa y buscar las posibles soluciones factibles (no irreales o imposibles) y volver a encontrar el equilibrio de uno mismo.

Esta entrada va dedicada a Julia. Ánimo Julia encontrarás lo que buscas, se paciente y tendrás tu recompensa.

Immortal

No hay comentarios:

Publicar un comentario