domingo, 15 de mayo de 2011

...y se hizo la luz.

Las nubes que cubrian el cielo se han abierto y se han difuminado ya, como barcos navegando a la deriva hasta dejar el mar totalmente vacio.

Y se hizo la luz. Atravesando los rincones más oscuros hasta iluminarnos en lo más profundo de nuestro ser.
Volviendo ha encaminarnos en el sombrio camino de nuestra vida. Con otro enfoque, distinto al de ayer.
Retomando la fuerza que tuve en el pasado y avanzando ante cada obstaculo con más ímpetu.

Aunque las nubes de la nostalgia vuelvan a invadir los cielos, siempre la luz de la elocuencia volverá a surgir con mucho más brillo que nunca.

Así es la vida, llena de altos y bajos, como un camino hacia un destino incierto donde en el encontramos subidas duras y bajadas que nos facilitan nuestro paso.
Y donde durante el transcurso del cual nos encontramos personas que en un momento dado nos ayudaremos mutuamente a llevar la carga e intercambiaremos información vital, sentimientos, esperanzas...

Y aunque amargo sean las despedidas, siempre formaran parte de nosotros ya que en el intercambio, llevamos parte de ellos y ellos de nosotros.

En el ciclo interminable de la vida, las cosas se repiten, tanto buenas como malas. Con las buenas hay que meterlas en nuestra cajita de viaje y abrirla de tanto en cuando para darnos fuerzas para proseguir. En cuanto a las malas tambien son muy útiles, ya que las tenemos que anotar en nuestro cuaderno de viaje y aprender de ellas, que son con las que más se aprenden.

No hay que parar de caminar en ningún momento, por muy duro que sea el trayecto o porque alguien escoja otro camino distinto al nuestro. Lo importante no es la meta del trayecto sino el trayecto en si.

...y se hizo la luz, atravesando las hojas adquiriendo un tono verdoso, el verde de la esperanza. Las nubes hoy no están, pero han de volver y cuando vuelvan me pondré el chubasquero y encenderé aquella luz que me dio alguien una vez en el camino, pero cuando se gaste su energia seguro que alguien más me la recargará.


Immortal

No hay comentarios:

Publicar un comentario