miércoles, 20 de julio de 2011

Indiferencia

Aturdido, drogado, bebido, perdido.
Aclarado, agudizado, sereno, allado.
El viento aleatorio del destino cambia de dirección constantemente.

Lo que antes me faltaba ahora me sobra.
Lo que antes me abundaba ahora me escasea.
Pero siempre hay algo que nunca he tenido en cautividad por mucho tiempo.

Algo que un día te bendice y se te aparece como un ángel redentor sanándome las heridas
Algo que un día desaparece. Destrozando la morada que ha perdido todo el significado que tenia antes.
Desgarrandome y dejandome igual o peor de lo que estaba antes .

El tiempo, amigo y enemigo, el único que siempre está a mi lado.
Sanador o torturador, rápido o lento: en resumen, buenos o malos tiempos.
E incluso tiempos indiferentes.

Cuando la gente te pregunta. ¿Que tal estás?.
En estos tiempos respondo: haciendo o indiferente.

Me va bien y mal.
No va bien  ni me va mal.
Con todo y sin nada.
Monótono.

Comparado con los momentos felices son instantes tristes.
Comparado con los momentos tristes es una remanso de paz.

Pero hay que dar gracias a Cronos porque nos otorga este tipo de momentos.
Donde replanteo que camino seguir, como seguirlo, como disfrutarlo, y como no,  prepararnos.

Como un sabio amigo me dijo: "si quieres encontrar algo, no lo busques".
Yo añado: "si quieres perder algo, protégelo demasiado".

En fin esto no trata ni de alegría ni de tristeza ¿o trata de ambas cosas?.

Esta poesía o como lo queráis llamar ( yo lo llamo mis vomitos del alma) va dedicada a mi colega Marc " Señor de los halcones" y te dejo un lema que nos hemos encabritado a repetir.
"Se acerca el invierno".


Immortal

No hay comentarios:

Publicar un comentario