jueves, 24 de mayo de 2012

Obsoleto

El mundo cambia tan deprisa como una estrella fugaz cruza el firmamento.
Postrado de tanto cambio me detengo a cavilar sobre lo positivo y lo negativo que esto conlleva.
Caminado entre las sombras de quienes avanzan incesantemente en el camino, aleatoriamente, sin un rumbo en concreto.



Immortal